Loading... (0%)

Cine en Alhambra

15 octubre 2015

La Alhambra desde principios del siglo XX ha sido una inspiración del cine internacional. Sobre todo destaca el cine documental que representa el patrimonio de este monumento presentando su carácter único y singular.

El primer tipo de rodaje que se grabó en la Alhambra fue de cine documental, alrededor del año 1905. Un documental de estilo muy primitivo que presentaba los ‘lugares típicos’ del monumento. El último rodaje corría de la mano de la serie ‘Isabel’, producida por Televisión Española sirviéndose del escenario que ofrece el patrimonio alhambreño. De época también reciente es el documental protagonizado por el granadino más celebre de los últimos tiempos, Enrique Morente ‘Morente sueña la Alhambra’.

En todo este tiempo son muchas las cámaras que han pisado el complejo nazarí. En el 1916 se rodó una película de ficción dirigida por Gérard Bourgeois ‘La vida de Cristóbal Colón’. Del 1921 destaca el rodaje de Marcel L’Herbier ‘El Dorado’, un melodrama del cine francés. La otra gran obra grabada en el complejo de la Alhambra fue una película dedicada a la vida de la emperatriz Eugenia de Montijo grabada en el 1952 por Carmen Sevilla y dirigida por Richard Pottier ‘Violetas imperiales’. En el 1953 Hugo Fregonese dirigió ‘Tres historias de amor’, un rodaje de escenario marroquí de la historia del Decamerón. Unos años después el cine de Hollywood se interesó por el estilo único de este monumento, descubriendo sus rasgos orientales y el carácter romántico. Los Palacios Nazaríes sirvieron para representar a la corte de Bagdad en la película ‘Simbad y la princesa’ dirigida por Nathan Juran en el 1958, basada en las historias de ‘Las mil y una noches’.

En la historia del cine de la Alhambra aparecen las figuras importantes como Yves Montand y Louis de Funes en la película dirigida por Gérard Oury en el 1971 ‘Delirios de grandeza’ o en los años 90, Juliette Binoche en ‘Alice et Martin’. Uno de los más famosos directores de Hollywood buscó las localizaciones para la tercera entrega de Indiana Jones (en el año 1988) y quiso rodarla en la Alhambra, pero en una de las escenas un coche debía entrar en el Patio de los Leones por lo que el rodaje fue denegado, ya que la estructura de la Alhambra es frágil.

Junto a las películas de ficción aparecieron también muchas películas de cine documental que mostraron el carácter simbólico y político del patrimonio alhambreño, como por ejemplo la visitas de varias personas famosas- políticos, artistas, diplomáticos, los acontecimientos que se organizaron allí- los conciertos, las conferencias, las grabaciones que muestran la conservación de este monumento y el aspecto cultural- turístico de la Alhambra para mostrar la importancia internacional que tiene.

Por último recomendar la consulta de la Memoria Audiovisual de la Alhambra que se encuentra disponible en el Archivo de la Alhambra, donde podrán aumentar los conocimientos sobre la Alhambra y el cine.

Share Button

Belen Prados - es el autor de la publicación

No hay más información sobre el autor.